Historia

Antecedentes

En 1969, el Mtro. Marco Antonio Rodríguez Revoredo, entonces Jefe del Departamento de Legalización y Revalidación de Estudios de la Dirección General de Enseñanza Media del Estado de Veracruz, hizo un planteamiento a las autoridades de educación para abatir la falta de escuelas de educación media superior (preparatorias o de bachilleres) en el Estado, ya que, a finales de la década de los años sesenta, eran insuficientes para dar cobertura a quienes deseaban continuar sus estudios para ingresar posteriormente a la Universidad.

La situación expuesta por el Mtro. Rodríguez Revoredo, respecto del nivel medio superior, fue la siguiente: Casi la totalidad de los recursos financieros que el Estado asignaba a  la educación media superior beneficiaba exclusivamente a quienes habitaban en las principales zonas urbanas. Se contaba en ellas con escuelas de bachilleres oficiales gratuitas, con edificios propios, con maestros pagados por el Estado, mientras que la población de recursos económicos más reducidos, ubicada en las áreas rurales o en las pequeñas ciudades, tenía que pagar el 100% del costo de la educación ofrecida en escuelas de bachilleres no oficiales para poder continuar sus estudios. En consecuencia, era urgente rediseñar el sistema estatal de enseñanza media para reducir la inequidad prevaleciente en la distribución presupuestal. Aunado a esto, existían alumnos con problemas de escolaridad que, ante la carencia de espacios en los pocos bachilleratos, no tenían forma de resolver su situación escolar para continuar sus estudios.

De esos planteamientos surgió la propuesta del Mtro. Rodríguez Revoredo de crear escuelas oficiales “B”, de sostenimiento mixto, que permitirían beneficiar a un número mayor de jóvenes veracruzanos, aplicando con menor injusticia los recursos financieros gubernamentales disponibles y manteniendo parcialmente la colaboración de los padres de familia en el desarrollo de las escuelas.

Esta estrategia permitiría la fundación de escuelas donde los estudiantes no tendrían que cubrir la totalidad del costo de su educación, como ocurría en las instituciones no oficiales. De esta manera, los recursos estatales disponibles se podrían aplicar a una mayor ampliación de la cobertura educativa. El proyecto original contempló la creación de dos escuelas de este tipo en el territorio veracruzano, en las ciudades de Veracruz y Xalapa.

 escuela of1 006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fundación

La Escuelade Bachilleres Diurna “Oficial B” de Xalapa, inició labores en Septiembre de 1969 y el plantel quedó bajo la dirección del propio Mtro. Rodríguez Revoredo, tuvo particularidades que vale la pena mencionar, debido a la importancia que tuvieron en el desarrollo de la institución, precisando que muchas de ellas pudieron materializarse gracias a las aportaciones que hacían los padres de los alumnos:

  • Una plantilla de maestros jóvenes, comprometidos con el propósito central de la escuela: ofrecer a los alumnos y a la sociedad servicios educativos de alta calidad. (da click para ver la plantilla original de personal)
  • La creación de un clima donde los valores y el respeto a las personas (no a los cargos o a las posiciones en la escuela) fueran ejes principales de las relaciones entre los integrantes de la comunidad escolar.
  • La preocupación por lograr que el aprendizaje fuera una actividad interesante para los alumnos, además de útil para su formación integral y su futuro profesional.
  • Un alto  nivel de responsabilidad laboral de los maestros, reflejada entre otras facetas, en el escaso ausentismo y la puntualidad como normas del trabajo cotidiano.
  • Maestros especialistas en las asignaturas a impartir, comprometidos con su actualización disciplinar.
  • Apuesta por una evaluación exigente, respaldada por el trabajo en aula de los maestros, la cual privilegiaba el aprendizaje por encima de la calificación.
  • Evaluación periódica y sistemática del desempeño docente por parte de los alumnos, como un mecanismo de retroalimentación para el maestro, en la cual identificara qué facetas de su quehacer eran percibidas como mejores.
  • Acondicionamiento de talleres de Química y Física; equipados gracias a la aportación de los estudiantes con lo requerido por los programas de estudio.
  • Un laboratorio de idiomas, con material auditivo.
  • Una biblioteca dotada con los textos necesarios para los cursos.
  • Puesta en operación de un Departamento Psicopedagógico.
  • Publicación de libros elaborados por maestros de la escuela.
  • Realización de cursos remediales en Matemáticas y Español, previos al inicio de cursos.
  • Inclusión, dentro de los programas de estudio, de tópicos o enfoques innovadores, que no estaban considerados entonces en la educación media superior, por citar: en el caso de Español, la gramática estructural; en el caso de Matemáticas, la teoría de conjuntos; en el caso dela Lógica, la lógica simbólica.
  • Otorgamiento de plazas de medio tiempo y tiempo completo a maestros, las cuales en ese entonces únicamente existían para personal administrativo y orientadores.

Lo anterior permitió observar, desde la primera generación, un nivel académico sobresaliente, obteniendo incluso primeros lugares en el ingreso a la Universidad Veracruzana. Muy pronto se percibió en maestros y alumnos un compromiso por mejorar los logros de aquellos años, y representó un reto para todos aquellos quienes han tenido bajo su cargo el dirigir los destinos de la escuela. (da click para ver la lista de Directores y Secretarios de la Oficial B).

escuela of1 003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cambio de nombre y el programa de tres años

A partir de 1975, la escuela adoptó el nombre de “Ricardo Flores Magón”, se dejaron de percibir las cuotas de los estudiantes, y se transformó en escuela Oficial “A”, de sostenimiento estatal. Desde entonces, y a pesar del paso de las décadas, nuestra escuela siguió siendo conocida como “Oficial B”.

A partir de 1988 el programa de bachillerato se amplia de dos a tres años, con la desaparición del curso propedéutico de la Universidad Veracruzana, creándose el tercer año y sus cuatro “áreas” de conocimiento: Técnica, Económico-Administrativa, Biológicas y Humanidades.

 escuela of1 002

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo edificio y época reciente

Para principios de los años noventas, el edificio de la escuela presentaba serias deficiencias, por lo que la escuela se muda temporalmente al inmueble ubicado en la calle de Bravo No. 7, mientras se demolían los antiguos salones y se construían los nuevos edificios, finalmente, en el año de 1993 se inauguran las instalaciones actuales.

En la historia de nuestra institución, la última década del siglo XX y la primera del siglo XXI, han quedado marcadas por eventos académicos que han dado mayor proyección a nuestros egresados.

A partir de 1992 se estableció la participación de bachilleratos de nuestro subsistema en las Olimpiadas de la Ciencia. Entusiastas maestros y alumnos de esta escuela participaron desde ese entonces, obteniendo destacados resultados a nivel local, nacional e internacional, en las Olimpiadas de: Matemáticas, Biología, Física, Química e Informática. Nuestros alumnos y egresados han portado la representación de México en: Turquía, Canadá, Chile, Australia, Corea, Rusia, Noruega, China, Hungría,  Inglaterra, Cuba, obteniendo numerosas medallas. (da click para ver la relación de ex alumnos participantes en Olimpiadas de la Ciencia)

La tradición de calidad de la escuela ha sido confirmada con los instrumentos del CENEVAL (Centro Nacional de la Evaluaciónde la Educación), específicamente del EXANI-II, examen de ingreso al nivel superior. En ellos se observan resultados sostenidos a partir de 1991, en donde el índice de aceptación de nuestros egresados se ubica alrededor del 94 % (da click para ver nuestros índices de ingreso a la Universidad Veracruzana). Asimismo, en la prueba ENLACE (Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares), nuestros egresados han obtenido los mejores resultados a nivel estatal. (da click para ver los resultados de la Oficial B en la prueba ENLACE)

La Escuela de Bachilleres “Ricardo Flores Magón” es prueba tangible de que la educación pública puede ser de alta calidad. El proyecto educativo denominado hoy afectivamente “Oficial B”, demuestra que para lograr tales resultados, se requiere que las voluntades de los diferentes actores (autoridades, maestros, padres de familia y alumnos) trabajen en la persecución de objetivos comunes.